Detenciones arbitrarias de jóvenes persisten pese a contingencia sanitaria, denuncian

Detenciones arbitrarias de jóvenes persisten pese a contingencia sanitaria, denuncian

Detenciones arbitrarias de jóvenes persisten pese a contingencia sanitaria, denuncian

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Desde que las autoridades estatales emitieron el acuerdo (25 de marzo de 2020) para limitar el tránsito de la población para prevenir contagios de COVID-19, la Red Tira Paro, conformada por cinco organizaciones que trabajan a favor de las juventudes, ha registrado diversos casos de detenciones arbitrarias ejecutadas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

El coordinador de la Red, Laurencio Barraza Limón, comentó que han tenido el conocimiento de tres jóvenes detenidos arbitrariamente durante este periodo, cuyas familias optaron por interponer una queja en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

“Nos empezó a llamar la atención este asunto, que se pudiera confundir con la situación de emergencia decretada por el Gobierno Federal y que están supervisando las autoridades estatales y municipales de quedarnos en casa y que se confunda con una serie de abusos policiales”, indicó Barraza Limón.

De acuerdo con Barraza Limón, el fin de semana pasado cuatro patrullas de la SSPM que circulaban por las colonias del poniente de la ciudad allanaron la vivienda de un adolescente de 17 años. Alrededor de las 8:30 de la noche, sin orden de cateo o de aprehensión y sin brindar explicación alguna a su familia, sacaron al joven de su casa.

Fue hasta casi una hora después que la familia se contactó con una de las organizaciones que forman parte de la Red Tira Paro para solicitar su ayuda, puesto que durante todo este tiempo desconocían el paradero de su hijo.

“Se empieza la búsqueda por nuestra parte y hasta la una de la mañana se da con el paradero del joven. Nos dijeron que lo iban a llevar a Fiscalía por el tema de delitos contra la salud”, agregó.

El coordinador de la Red recordó que en cuanto se hace una detención, a cualquier persona, se le debe presentar inmediatamente a las autoridades correspondientes, situación que no ocurrió con el joven detenido, pues no fue hasta más de cinco horas después que se supo donde se encontraba el menor.

“Se entiende que debe ser en un tiempo menor, porque se detiene a una persona y se presenta inmediatamente a las autoridades. Además es adolescente y la ley le confiere muchas atribuciones por la edad; no tuvo por qué haber sucedido así. La familia no lo encontró, nosotros tampoco, hasta después”, dijo.

Luego de pasar dos días detenido en la Fiscalía General del Estado (FGE), el menor fue liberado ya que no se presentaron las evidencias necesarias para procesarlo. La familia del joven de 17 años interpuso una queja en la CEDH.

Así como ellos, otras dos familias de jóvenes acudieron al organismo de derechos humanos para denunciar los abusos policiacos de los que fueron víctimas sus hijos.

Barraza Limón mencionó el caso de una joven que fue abordada por agentes de la Policía Municipal mientras esperaba el camión para acudir al trabajo de su madre.

Fue una policía la que se acercó con la joven y procedió a revisar su bolsa. Mientras le hacía cuestionamientos, la agente tiraba las pertenencias de la joven al piso, quien solamente preguntaba por qué estaba haciendo eso. Al encontrar una credencial de trabajo de la madre dentro de la bolsa y notar que era de una institución política, la agente se detuvo.

“Los oficiales le dijeron que no podía estar en la calle y que mejor se regresara a su casa”, narró Barraza Limón.

La misma frase le dijeron a otro joven que fue detenido por elementos de la SSPM para cuestionarle a dónde se dirigía. El joven explicó que iba de camino a su trabajo y permitió que le revisaran sus pertenencias, sin embargo, un policía le solicitó que desbloqueara su celular para revisarlo. Al negarse y cuestionar por qué querían revisar su teléfono, el agente cambió su actitud y lo sometió.

“Como no le encontraron nada lo dejaron ir y le dicen que se vaya a su casa y que no salga. Cosas como esas nos han venido reportando los jóvenes en este tiempo de contingencia”, lamentó.

Una problemática nacional

El Observatorio Nacional sobre Detenciones Arbitrarias publicó el 20 de abril un posicionamiento en el que le solicita a las autoridades respetar los derechos humanos, aún en tiempos de contingencia sanitaria.

“En México y en el mundo estamos viviendo una situación muy delicada por la pandemia del COVID-19, eso es indiscutible desde el ámbito de la salud. Pero también sabemos que este escenario no solo repercute a la salud de la población, sino también en los ámbitos económico, cultural y social. Y, con la excusa de salvaguardar la salud, se pueden restringir los ya de por sí debilitados derechos humanos”, se lee en el comunicado.

Así mismo, exige a las autoridades de seguridad que actúen con respeto y sin estigmatizar a la población, “en particular a las juventudes, personas en condición de pobreza, mujeres, personas LGBTQ+, migrantes, indígenas y cualquier otro grupo vulnerable” y que con sus acciones no violenten el Estado de Derecho.

Por otra parte, recomienda a las personas respetar las medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias; vigilar el actuar de los cuerpos de seguridad; denunciar los abusos de las autoridades en las Comisiones Estatales de Derechos Humanos e informarse sobre sus derechos.

“Al ser una práctica que sistemáticamente afecta a las personas jóvenes, las DA (detenciones arbitrarias) son un problema que favorece la criminalización de las juventudes en el espacio público… Sin embargo, las medidas de emergencia sanitaria deben aplicarse respetando la dignidad humana, sin prejuicios, arbitrariedades, ni discriminación”, puntualizan.

En el documento, firmado por ocho organizaciones de todo el país que trabajan este tema, proporcionan los siguientes enlaces para saber qué hacer en caso de ser detenido por un policía en la calle y dónde denunciar una detención arbitraria en tiempo real.

“Nosotros estamos de acuerdo en que tenemos que seguir al pie de la letra las medidas que nos están dictando los diferentes gobiernos en cuanto a mantener la sana distancia y usar la protección, que tenemos que durar el mayor tiempo posible en nuestras casas, sin embargo eso no implica que si alguien está afuera sea detenido y se violenten sus derechos. Esas no son maneras de atender una contingencia”, finalizó Barraza Limón.

 

Puedes revisar la nota completa en el siguiente enlace: Detenciones arbitrarias de jóvenes persisten pese a contingencia sanitaria-Yo Ciudadano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.